Neveras

Las neveras se utilizaban antiguamente para almacenar nieve, hasta que se convertía en hielo. Tenían el techo en forma de bóveda, con una profundidad aproximada de unos tres metros y una ventana por la cual se introducía la nieve que era recogida por el monte con un pala. A través de esta ventana, se colocaba la escalera dentro de la nevera, para poder pretar la nieve con una pala. Además, la nieve se mezclaba con paja para que se mantuviera el hielo.

Cuando llegaba el verano se vendía el hielo por los pueblos, principalmente en Saviñán para las fiestas de San Roque. El hielo se introducía en las “seras”, que son recipientes de cañamo utilizados también en las carretillas de las minas.

nevera1

La nevera mejor conservada se encuentra en el monte de San Cristobal. Se decía que por la noche la luz de la luna entraba por la ventana y las liebres acudían dentro para resguardarse del frío, hasta que por la mañana los cazadores las cogían.

nevera2

La segunda nevera se encuentra en el Collao de Aniñón y se encuentra bastante deteriorada. Además, en la Ermita de Santa Brigida se supone que se encuentra otra más.

No se admiten más comentarios