Iglesia de San Miguel

La iglesia parroquial es barroca, del siglo XVII, y está dedicada a San Miguel. Tiene planta rectangular, con capillas entre los contrafuertes, con modificaciones posteriores. Se cubre con bóveda de lunetas. La capilla de la Vocación de San Pedro se reformó con planta cuadrada, cubierta por cúpula ciega sobre pechinas, y a la de la Virgen del Rosario se le levantó un arco en la entrada, decorado en un introdás por lacería de yeso, de estilo barroco , aunque con sabor mudejar.

sanmiguel1

La primera capilla citada conserva un pequeño retablo de San Roque, además del titular, del siglo XVI. Los restantes son del siglo XVII y XVIII. A los pies, en el lado del Evangelio, se alza la torre del campanario, de planta rectangular con el cuerpo superior de ladrillo.

Es pequeña, bastante menor que el santuario, pero lo suficiente para un pueblecito como Viver.

Ocupa una superficie de 20 metros de largo por 7 de ancho, con un total de 140 metros cuadrados. La sacristía es de 6 metros por 3’90 dando un total de 23 metros cuadrados. Debajo de la sacristía hay un saloncito de idénticas dimensiones. A la parte del evangelio un pequeñito desván. Las dimensiones del coro ya están incluidas en los 140 metros.

sanmiguel2

A la derecha, entrando, hay un altar dedicado a San Sebastián. Tiene a sus lados las imágenes de San Joaquín y Santa Ana y en la parte superior al apóstol Santiago. Es una obra de madera, de estilo barroco, del siglo XVIII, del tipo popular.

Le sigue una preciosa capilla con un tragaluz o bóveda, donde después de la restauración se ha colocado la pila bautismal en artístico recuadro de preciosos azulejos. La capilla está dedicada a San Pedro apóstol. El retablo es de mediados del siglo XVII con lienzos que a juzgar por el colorido pudieran ser de algún artista formado por Juan Galván. El cuadro representa la escena cuando el Señor entrega las llaves a San Pedro. Al lado de San Pedro están estos cuadros: El Buen Pastor, Jesús atado a la columna, San Juan Bautista y San Lorenzo Mártir. Arriba del todo una preciosa Virgen de la Asunción termina el altar.

sanmiguel3

La tercera capilla está dedicada a la Virgen del Rosario. A la Virgen le falta una mano y el rosario que fueron robados en febrero de 1990. Asismismo robaron un Cristo de la parte superior y un rosetón de la Virgen del Rosario.

El retablo, de madera dorada con columnas salomónicas decoradas con vides, tiene unos relieves en madera policromada que representan los quince misterios del Rosario, en figuras en relieve muy bellas y termina con una Cruz (la robada) y la Virgen y San Juan Evangelista, en relieve. Las cuatro columnas descansan sobre cuatro figuras vestidas con ornamentos sacerdotales. Es obra de finales del siglo XVII.

Viene el altar mayor dedicado, como es lógico, al Titular de la Iglesia, el Arcángel San Miguel, cuya estatua preside el retablo. Este retablo es de madera, de tipo popular, con estípites y decorado con florones y temas de espejos, de mediados del siglo XVIII. A la derecha está San Bernabé y a su izquierda San Juan Bautista, moderna, porque la antigua fue robada en 1990. La nueva la adquirieron los cofrades de San Juan Bautista en 1991. En la parte superior está San Cristóbal. Todo lo demás son adornos sin valor artístico. Tampoco lo tienen las dos imágenes del frontis, a ambos lados: la Virgen de Fátima y San José, pequeñitas.

En el centro de la Iglesia, a ambos lados, hay dos imágenes modernas: Virgen del Pilar y San Antonio de Padua.

El primer altar entrando a la izquierda está dedicado a San Roque. Le acompañan San Juan Bautista, en relieve y otra imagen que robaronen 1990 de la que sólo queda su hueco y cinco pinturas: San Sebastián, San Cristóbal, la Virgen, San Bartolomé y un santo Obispo. Todo el altar se halla en un estado muy deteriorado.

El segundo altar es un retablo y está dedicado a la Sagrada Familia. Arriba termina con San Juan Bautista.

El tercer altar quizá sea el de mayor valor artístico: Un gran crucifijo preside el altar. Está rodeado de cuatro santos: dos hombres y dos mujeres. Todos con hábito y escapulario, cuya identidad no podemos precisar. La madera es algo tosca, de fines del siglo XVII. Las dos columnas descansan sobre Santa Bárbara y un santo desconocido.

sanmiguel4

No se admiten más comentarios